fbpx

Budapest es la perla del Danubio, una de las capitales más bonitas de Europa. Solo un par de días serán suficientes para descubrir la hermosa ciudad y conocerla mejor que nadie. Está compuesta por la unión de Buda y Pest, separados por el rio Danubio. La parte de Buda es la parte antigua y la parte cultural de la ciudad. Y la zona de Pest es la parte más extensa donde se encuentran las zonas comerciales y los bares y restaurantes más animados de la ciudad. Una ciudad llena de historia y tradición. Si estás pensando en hacer una escapada a Hungría, no te pierdas este blog porque te explicamos que hacer y qué ver.

En Budapest, hay millones lugares interesantes para ver:

Parlamento de Budapest: Fue construido entre el 1884 y el 1902, siendo la obra más grande de la época. El parlamento cuenta con 691 habitaciones, con unas medidas de 268 metros de longitud y 118 metros de anchura, después de Rumanía y Argentina es el Parlamento más grande del mundo. Su situación es estratégica, situándose a la orilla del rio Danubio, siendo espectacular su imagen con una arquitectura neo-gótico y por dentro construido a base de mármol y oro. Lo más valioso del Parlamento es la corona de San Esteban en la Sala de la Cúpula, su escalera principal y la Antigua Cámara Alta.
Si quieres tener una buena imagen del Parlamento, el Bastión de los Pescadores es clave para tomar una fotografía para el recuerdo.

La visita guiada dura unos 45 minutos y los precios son:

• 10€ para los residentes en la Unión Europea
• 6€ para estudiantes de la Unión Europea
• 20€ ciudadanos no Europeos
• 12€ estudiantes no Europeos
• Gratis: menores de 6 años

Horario de visita:

• De lunes a viernes de 8:00 a 18:00h
• Sábados y domingos hasta las 16:00h
• Visitas guiadas en castellano todos los días a las 10:15, 13:15, 14:15 y 16:00 horas

Castillo de Buda: Dentro de este impresionante Castillo encontramos la Biblioteca de Széchenyi, la galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest. También encontramos el laberinto de Buda, las cuevas que componen el laberinto tienen un origen natural, escavado por la erosión de las aguas termales que llegan a la ciudad de Budapest. De esta obra destacaríamos el impresionante conjunto que hace junto con el Puente de las Cadenas, en especial por la noche con la iluminación, y con ello las vistas que ofrece de Budapest.

Visita Castillo de Buda: Pasear por los alrededores y por los jardines es gratuito, los museos tienen entrada por separado. Se puede subir andando por las escaleras que salen del Puente de las Cadenas, por la cuesta de al lado de funicular o por el funicular que tiene un coste de 1.200 florines por trayecto, obteniendo descuento por billete de ida y vuelta estando operativo de 7:30 a 22:00

Otro de los grandes atractivos de Budapest son sus aguas termales. En toda Hungría hay 150 termas de agua caliente. Budapest también conocida como “la capital de los balnearios” cuenta con 20 balnearios y 13 termas. El más conocido es el de Széchenyi. Fue construido en el año 1913 en estilo clásico-neo renacentista, siendo uno de los balnearios más grandes de Europa. El Balneario Széchenyi tiene 15 piscinas, 3 grandes al aire libre y 12 pequeñas en los recintos del interior. En estos recintos interiores también encontraréis varias saunas y salas de masajes.

Los precios de entrada son de 15 a 19€ aproximadamente, y disfrutarás de todas las piscinas calientes del complejo.

El Bastión de los pescadores es otro de los sitios característicos de Budapest. La obra fue acabada en 1902, después de muchas décadas en construcción. Tiene 7 torres que conmemoran a las 7 tribus húngaras que se establecieron en la Cuenca de los Cárpatos en el 896.

Si se compran las entradas se tendrá acceso a la terraza panorámica del Bastión con impresionantes vistas al parlamento, a la Isla Margarita, al Monte Gellért, al Danubio y sus puentes y a Pest. El precio es de unos 2.60€ y los niños menores de 6 años tienen entrada gratuita.

Como esas visitas, tampoco pueden faltar a la Plaza de los Héroes, al Puente de las Cadenas, la Iglesia de Matías, la Basílica de San Sebastián, el mercado central, la Isla Margarita, la colina Gellért, la opera nacional de Hungría y un monton de sitios más que disfrutarás si vas a Budapest.

Recent Posts