El verano se acabó y con ella llega la época de otoño. Un poco más de fresquito, temperaturas suaves, vuelta a la rutina… pero ello no nos quita las ganas se seguir tomándonos esas cervecitas que hemos tomado en verano. Con ello, hay que nombrar el Oktoberfest, la fiesta de la cerveza más famosa y replicada del mundo, que un año más sitúa a Múnich (Alemania) como el epicentro de una de las bebidas más consumidas en todo el planeta. Desde el 21 de septiembre hasta el 6 de octubre, los amantes de la cerveza tienen una oportunidad única de disfrutar de un ambiente inigualable entre trajes regionales típicos y jarras de vidrio.

Orígenes
El oktoberfest se empezó a celebrar en 1810, concretamente entre los días 12 y 17 de octubre. Una fecha en la que tuvo lugar la boda entre el príncipe Luis I de Baviera y la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo, precisamente en ese campo abierto de Múnich que, con el tiempo, pasaría a denominarse Theresienwiese. Por lo que, se sigue celebrando esa tradición popular y la comenzaron a llamar Fiesta de Octubre, en un terreno descampado cerca de la muralla de Múnich y que cada año van millones de alemanes y turistas a disfrutar de este espectáculo.

Algunos consejos para disfrutar de la fiesta
• Debido a que hay numerosas carpas dentro. Se recomienda reservar una mesa con antelación. En la página salen todas aquellas que participan en el festival y posiblemente puedas hacer la reserva aunque sea a la distancia..
• Si por el contrario rpefieres no reserva, no hay problema ya quelas carpas están abiertas para todo el público. Pero tendrás que ir bien temprano ya que se llenan enseguida y te quedas sin sitio. En cualquier caso, recuerda que estás de fiesta y que no hay prisas: siempre puedes esperar un rato a que se quede un hueco libre y “hacer cola”.
• Intenta llevar dinero en efectivo, ya que algunas de las tiendas o carpas no aceptan el pago con tarjeta de crédito.
• El Lederhose y el Dirndl (la falda tirolesa) son los trajes más típicos del Oktoberfest y prendas “obligadas” para celebrar la fiesta de la cerveza en Múnich. En la ciudad existen infinidad de comercios donde hacerte con tu propio ejemplar, aunque también puedes optar por alquilarlo.
• Puedes disfrutar de esta fiesta con toda la familia. Así que, si tienes hijos, sorprende a toda la familia con una escapada inesperada este otoño y disfruta de los “días en familia” que el Oktoberfest también propone para los que viajan con niños.

Recent Posts